Estatua de plomo

En Vigo, a 7 de Marzo

Esperando a la lluvia haga presencia. Esperando a que la sangre se  congele en mis venas. Esperando al vacio. Esperando…  He estado ciego. Y he visto, y ahora bailo lentamente.

Bailo lentamente, casi imperceptiblemente. Bailo torpemente en las frías tardes de febrero.  Espero a que Dios ilumine mi torpeza. Espero a que lo cotidiano sea un milagro. Espero a salir derrotado un día más.

Un día más se aleja la esperanza. Un día más el cielo está oscuras. Un día más, todo sigue igual. Un día más, el silencio se apodera de mí.

Se apodera de mí el silencio. Se apodera de mí la obscuridad. Se apodera de mí la agonía, convirtiéndome  en estatua. Y eso es lo que soy: una estatua de plomo a la que evitar.

Anuncios

Acerca de silencioparasiempre

nothing
Esta entrada fue publicada en escritos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.