Idiota y amargado

En Vigo, hace algún tiempo

El universo se apaga. El universo se aleja. Sólo cabe llorar en silencio. Las lágrimas no saldrán, porque no habrá una mano que las acaricie. No habrá una mano que las comprenda. Y menos, un beso que las redima. Miraré a los lejos, y sólo veré movimientos borrosos. Movimientos que se alejan para siempre, y que nunca volverán.

El agua quedará parada en el estanque, y con el pasar de los días la vida en él se pudrirá. Me miraré en un espejo, y sólo veré a la amargura envejecida, y al entrecejo convertido en corcovado huraño.  Las manos temblorosas llorarán sin lágrimas por el tiempo pasado, deseando que el destino inexorable llegue al fin. Tardará en llegar. Y al final, no habrá el perdón de los pecados. La condena será eterna, vagando en la oscuridad del espacio en polvo de estrellas. La tristeza se ríe a mis espaldas, y el necio, más sabio, se regocija en fiesta de globos.

Anuncios

Acerca de silencioparasiempre

nothing
Esta entrada fue publicada en delirios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.