Por mis venas

En Vigo, hace algunos años

Perdido en un océano de carpetas, archivos, y permisos,  deambula mi alma cual sombra fantasmal por la memoria de un ordenador apagado. Mi intelecto escribe sentencias hijas del cansancio, y apadrinadas por la desidia y la amargura. Y se va almacenando en un formato desconocido hasta perderse con el transcurrir del tiempo: Olvidadas como si nunca se hubiesen escrito.

 Me invade como cáncer silencioso, que se va alimentando día a día de mis propios pensamientos y sensaciones. Más irreal que mis sueños, más real que mí propia vida. Y  luchando contra mi mismo en una batalla perdida desde su comienzo; donde las heridas de sangre son lágrimas que corren por mis venas.

Es de día, y no ha escampado aún la tormenta. Los relámpagos son la única luz que me guían en la oscuridad. Y la lluvia intensa, que no cura, sólo me produce una tos ronca, y humedece, como cabría esperar, mis huesos… era un simple resfriado, ¡qué cosas tiene la mente!

Anuncios

Acerca de silencioparasiempre

nothing
Esta entrada fue publicada en delirios, escritos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.